martes

DYANGO/ERAMOS

Eramos,
igual que aquellos novios
que se miman, que se aman,
que se adoran a toda hora...
éramos
igual que aquellos niños
cuando juegan, cuando ríen,
cuandolloran y cuando rezan...
Eramos como el cielo
cuando brillan los luceros,
éramos como el aire, como el agua,como el viento.
Eramos
como son todas las cosas,
como el llanto de una rosa,
tan sublime y tan hermosa,
éramos como aquel feliz verano
que besé tus blancas manos
locamente enamorado.
Eramos, ya no somos,
sólo quedan los recuerdos.
Eramos
igual que aquellos niños
cuando juegan, cuando ríen,
cuandolloran y cuando rezan...
Eramos
como son todas las cosas,
como el llanto de una rosa,
tan sublime y tan hermosa,
éramos
como aquel feliz verano
que besé tus blancas manos
locamente enamorado.
Eramos
como son todas las cosas
como el llanto de una rosa,
tan sublime y tan hermosa,
éramos
como aquel feliz verano
que besé tus blancas manos
locamente enamorado.
Eramos
como son todas las cosas...
como el llanto de una rosa,
tan sublime y tan hermosa,
éramos
como aquel feliz verano
que besé tus blancas manos
locamente enamorado.