jueves

MICHAEL SHERMAN/A MEDIO MUNDO

A medio mundo del hogar,
a mil trenes de tu voz,
a medio mundo del hogar
crece aun la sed, queda el amor.
Si he compartido con el Sol
las riendas de la eternidad,
si he sido un rey o fui un dios,
perdí el poder para olvidar.
A medio mundo del hogar,
a mil puentes de tu ser,
a medio mundo del hogar
perdura el tacto de tu piel.
Si recorrí en cada ciudad
rostros y cuerpos de mujer,
si en otros pulsos goberné
en el mío propio fui incapaz.
A medio mundo del hogar,
a mil túneles de ti,
a medio mundo del hogar
he renunciado a ser feliz.