viernes

MANUEL ALEJANDRO/HABLEMOS

Ya no nos hablamos como ayer,
ya no nos contamos nuestras cosas
nuestras inquietudes, nuestras ilusiones,
las ahogamos una y otra vez...
ya no me preguntas dónde voy,
ni yo te pregunto en qué piensas,
es que no te importo
o no me interesas
o es que nos callamos sin querer.
Hablemos sin dobleces ni temores
hablemos como hablábamos ayer
con palabras viejas y sencillas
de mi vida, de tu vida...
Ya no nos hablamos de verdad,
lo que nos decimos, lo pensamos,
ya ni como amigos, como dos extraños
dos desconocidos, nada más.
Hablemos sin dobleces ni temores
hablemos como hablábamos ayer
con palabras viejas y sencillas
de mi vida, de tu vida...
Ya no nos hablamos de verdad,
lo que nos decimos, lo pensamos,
ya ni como amigos, como dos extraños
dos desconocidos, nada más.