domingo

JOSE LUIS PERALES/PRIMER AMOR

Se acabó
el calor de verano y el Sol,
la ciudad
se ha vestido de grises y nubes,
y el amor se esconde
para hablar quién sabe a dónde
y en algún rincón
unos cuerpos se unirán
primer amor, primer amor,
después se irán.
Junto al mar
la ciudad aparece desierta,
ya llegó
a la humilde buhardilla el poeta,
sobre la bahía
ya no vuelan golondrinas
bajo algún farol
unos labios rezarán
te quiero amor, te quiero amor,
después se irán.
Volarán las inquietas gaviotas
con la cadencia de un viejo vals
sobre las olas,
dormirán en el suelo las hojas
y junto al puerto los marineros cantarán.
Junto al mar
la ciudad aparece desierta,
ya llegó
a la humilde buhardilla el poeta,
sobre la bahía
ya no vuelan golondrinas
bajo algún farol
unos labios rezarán
te quiero amor, te quiero amor,
después se irán,
te quiero amor, te quiero amor,
después se irán.