martes

TONY LANDA/AUN ME QUEDA LA ESPERANZA

Aun me queda la esperanza
de que un día tú me quieras,
si la nieve se convierte en agua
cuando el Sol la quema;
aun me queda la esperanza
de que un día tú me quieras,
si la mar que viene y va entre rocas
las vistió de arena...
si una nube se hizo lluvia
y el invierno primavera,
aun me queda la esperanza
de que un día tú me quieras.
Al abrir una ventana
los geranios y la hiedra
nos darán los buenos días
el día en que tú me quieras;
con las piedras del camino
que hoy me ven llorar mi pena
construiremos nuestra casa
el día en que tú me quieras,
si una nube se hizo lluvia
y el invierno primavera,
aun me queda la esperanza
de que un día tú me quieras.
Aun me queda la esperanza
de que un día tú me quieras,
aun me queda la esperanza
de que un día tú me quieras.